jueves, 6 de junio de 2013

El vestido que se convirtió en falda


"Oro parece plata no es..." decía el acertijo, pues algo parecido os enseño yo hoy.
Y es que la falda que llevo en su día fue un vestido que como ya no me lo ponía decidí customizarlo para volver a darle uso de una manera super sencilla. Le corté la parte del cuerpo, ricé la cintura con elástico y este fue el resultado, una minifalda con el print de moda que tanto me gusta. Eso sí, tengo que decir que mi madre me ayudó a hacerla ya que tengo la suerte de tener en casa una perfecta costurera.
Abrir el armario y aprovechar cualquier prenda que tengáis olvidada porque siempre puedes encontrar alguna idea interesante. Poneros manos a la obra!








La mini-falda fue un vestido de Bershka de hace un par de temporadas, la blusa es de Zara, los tacones y el collar de tienda local, el clutch de Suite Blanco y el anillo de Stradivarius.

Como siempre un gran saludo a todos los que me visitáis!

X.O.X.O.



2 comentarios: